logo athenaworks

Acabemos el síndrome del impostor en el lugar de trabajo

sindrome del inspostor en el lugar de trabajo
Share on email
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on facebook

Muchos profesionales sufren lo que se conoce ampliamente como “síndrome del impostor” al menos una vez durante sus carreras. Compararte con tus compañeros y sentir que no estás a la altura puede generar dudas paralizantes, que luego pueden tener consecuencias negativas en las operaciones comerciales.

Para superar esta condición en el lugar de trabajo, es importante que desarrolles la confianza en tí mismo y en tus habilidades. Cuanto antes puedas aceptarte por lo que eres, será más fácil alcanzar tus metas y llevar a tu equipo hacia sus objetivos, y de esta manera, celebrar los hitos que han conseguido juntos en el camino.

¿Qué es el síndrome del impostor?

Esta condición se define vagamente como dudar de las habilidades personales y sentirse como un fraude. Afecta de manera desproporcionada a las personas de alto rendimiento, a quienes les resulta difícil aceptar sus logros.

Para ayudarte a llegar allí, voy a compartir mis principales sugerencias sobre las formas en que los profesionales pueden combatir el síndrome del impostor y hacerse cargo de sus carreras.

Encuentra un mentor

El desarrollo de la carrera implica encontrarse con situaciones nuevas en diferentes momentos. Es por esto que identificar un buen mentor que haya pasado por experiencias similares, puede marcar la diferencia: él o ella pueden ofrecerte ideas estratégicas, apoyo, estímulo y críticas constructivas,y al mismo tiempo que actúan como caja de resonancia.

“Flashback”

La mayoría de las veces, el síndrome del impostor está en nuestras cabezas: el perfeccionista que hay en nosotros tiene miedo de fallar. La próxima vez que este monstruo aparezca, en lugar de seguir el camino negativo como muchos de nosotros solemos hacer, piensa en un momento en el que saliste de tu zona de confort y tuviste éxito. ¿Qué hiciste y cómo te hizo sentir?

Hazte amigo de la inseguridad

Todos tenemos partes de nosotros mismos que entran en conflicto con otras. La que se siente incompetente luchará contra el lado que involucra la seguridad. En lugar de juzgar esta tendencia humana como un defecto, conviértela en una oportunidad de crecimiento. Identifica las intenciones positivas de la parte que intenta convencerte de que no eres lo suficientemente bueno. Descubre cómo hacerte amigo de la parte difícil.

Permite que otros te apoyen

A menudo, las personas que sufren del síndrome del impostor lo hacen porque realmente se preocupan por lo que están haciendo y por las personas que pueden salir afectadas por sus decisiones. Pedirle a tus compañeros de trabajo o al equipo de liderazgo su opinión sobre cómo te está yendo, es una forma de salir de esta creencia contraproducente. Otra es mantener una lista de las cosas buenas que has logrado y los comentarios de los demás para leer cuando tengas dudas.

Sigue tu propio éxito

Continuando desde el último consejo, lleva un diario y reflexiona sobre una o dos formas en que tuviste éxito ayer: cualquier cosa que hiciste bien o lograste. Luego, escribe alguno de los propósitos de lo que quieres lograr hoy. Esto te ayuda a mantenerte enfocado. También puedes crear un registro de todas las cosas en las que te destacaste. Esto comenzará a dar forma a cómo te ves a ti mismo.

Busca confianza fuera del lugar de trabajo

Todas las personas pueden desarrollar su confianza de muchas maneras. Todos pueden involucrarse en actividades externas a través de grupos profesionales, deportes, entidades sin fines de lucro, etc. Sin embargo, al organizar, liderar programas, proyectos y eventos, formar equipos, te permitirá pulir tus habilidades de liderazgo y ganar confianza.

En el acelerado lugar de trabajo actual, es difícil no sentirse inadecuado en momentos en que siempre hay algo nuevo que aprender o un nuevo conjunto de habilidades que dominar. La tecnología digital y las redes sociales también hacen que sea más fácil que nunca comparar nuestro éxito con el de los demás, perpetuando un ciclo de dudas.

Si bien el síndrome del impostor viene con una buena cantidad de dificultades, es una señal de que tienes un equipo de personas muy inteligentes y motivadas. Con un poco de esfuerzo, es posible evitar que esta condición dañe la confianza de las personas de alto potencial, especialmente si te haces cargo de liderar desde un lugar de vulnerabilidad y modelo de resiliencia.

© 2022 ATHENAWORKS LLC